domingo, 14 de febrero de 2010

Y VINIERON DEL ESPACIO


Seguramente no me creeréis, pero estos marcianitos tan coloridos y graciosos bajaron de una nave y se colocaron justo delante de mí. Yo estaba tomando el fresco en la terraza, bueno más que el fresco el frío porque hacía un frio de mil demonios . Comenzaba a nevar cuando sucedió algo asombroso. El copo de nieve se fue haciendo cada vez más y más grande. Me asusté pues justamente iba derechito a mi cabeza. A medida que se iba acercando me di cuenta de que el tamaño de aquel copo no era en absoluto normal. Se posó en el tejado de al lado. Entonces advertí que en realidad no era un copo, ¡era una nave! ¡No me lo podía creer! De pronto una puerta se abrió y aparecieron unos seres rarísimos y como si me conocieran de toda la vida , me saludaron alegremente (en nuestro idioma, porque son inteligentísimos) y me dijeron: "Pilar, hemos venido desde muy lejos para que tú y solamente tú nos retrates." Y así fue como vi y dibujé por primera vez a unos extraterrestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada